jueves, 30 de junio de 2016

El peso de la estrategia


Damián Díaz: ideas y talento. Lector de juego. Olfateador de espacios. 
Origen de creación por el medio. Una idea de juego consolidada. 
Sostiene el balón. Los adversarios le hacen zona presionante o jaula táctica. Ponen tres marcas para pararlo desde el arranque. Barcelona debe tocar para defenderse y para acompañar a Díaz. Quien no puede quedarse sin opción de pase, ni apoyo de sus compañeros. Necesita a Álvez y Matías Oyola como puntos de quiebre permanente. Cuando los volantes estén cansados deben ayudarlo los laterales. Jonathan Álvez: reconoce la jugada antes de la recepción. Determinante en el área. También hace juego exterior. 
Reduce espacios cuando el balón lo supera. Primera línea de presión, ajusta posicionamiento. Matías Oyola: fija la marca, robo y manejo de balón. 
No le cuesta ir y volver. Hay jugadores que son buenos pero no influyentes. Oyola es indispensable. Carácter y ayuda en pelota ofensiva. Rearma en zona del medio. Potencia de piernas. Su salida en marca genera angustia en el delantero. Lo saca del ángulo de remate del enmarque de la portería.
En el área no se puede hacer duelo de 1x1, sino 2x1. Él lo sabe. 
Evitar la jugada de gol es como marcar uno. Cuando el rival levanta la cabeza se encuentra con el horizonte lleno de Matías.

AB. ROBERTO BONAFONT - @RobertoBonafont
COLUMNISTA